Un abogado que por varios años tramitó beneficios migratorios para sus clientes de manera fraudulenta recibirá todo el peso de la justicia, indicó el Gobierno estadounidense, al dar a conocer el caso con el que también reiteró su mensaje de acabar con el engaño cometido por representantes legales de inmigrantes indocumentados.

Joel Paul, de 45 años, se declaró culpable de haber cometido centenares de casos de fraude en contra del Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) al tramitar la Visa U, reservada para inmigrantes que son víctimas de ciertos crímenes, abuso físico o mental y que cooperan con las agencias gubernamentales en la investigación y la prosecución del acto delictivo.

Durante el proceso judicial realizado en una corte de Indiana, Paul admitió haber presentado sin el consentimiento de sus clientes más de 250 solicitudes falsas afirmando que sus representados padecieron de alguna acción criminal y colaboraron sustancialmente con las autoridades en la investigación del crimen.

200 de los formularios completados por el abogado Paul iban acompañados de copias no autorizadas de una certificación obtenida a través de la Oficina del Fiscal de EEUU para el Distrito Sur de Indiana en 2013, para hacer pasar los apócrifos testimonios de sus clientes como verdaderos.

Agentes del Departamento de Seguridad Interior (DHS) capturaron a Paul tras recibir denuncias de la existencia de un abogado de Fisher, Indiana, que cobraba aproximadamente 3,000 dólares por “conseguir” la Visa U, trámite que le generó ganancias aproximadas de 750,000 dólares entre 2013 y 2017.

«Las personas que cometen fraude inmigratorio socavan y abusan de nuestro generoso sistema de inmigración, un sistema que legalmente admite más inmigrantes que cualquier otro país en el mundo, y ponen en riesgo nuestra seguridad pública y seguridad nacional», dijo el Fiscal General Jeff Sessions, al referirse al caso de Paul durante una actividad oficial realizada en la ciudad de Chicago.

Jeff Sessions – Fiscal General

En octubre pasado Sessions hizo un llamado a la necesidad de combatir el fraude en el sistema de asilo en el país y advirtió sobre la existencia de abogados que aprovechan los vacíos judiciales que facilitan el abuso de programas generosos para extranjeros.

«El presidente Trump prometió a los votantes que devolvería este país a un sistema legal de inmigración, y este Departamento de Justicia se compromete a cumplir esa promesa eliminando el fraude y el abuso. No toleraremos el fraude en ningún nivel, y llevaremos ante la justicia a quienes cometen fraude «, acotó Sessions.

La sesión para la sentencia del abogado Paul esta prevista para principios de 2018, en una corte distrital de Indiana.