Deportar soñadores no es prioridad del Gobierno: Kirstjen Nielsen

Instan a soñadores a renovar DACA lo más pronto posible

0
509

La deportación de personas con Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), no será parte de las prioridades de las autoridades de inmigración incluso aunque el Congreso no logre aprobar la ansiada ley que permita la regularización de los llamados soñadores antes de la fecha límite establecida por el presidente Donald Trump para la terminación del programa, aseguró Kirstjen Nielsen, secretaria del Departamento Seguridad Nacional (DHS).

«Si usted es una persona con DACA que ha cumplido con los requisitos, significa que no ha cometido ningún delito y que de hecho está registrada, entonces no es una prioridad para ICE si el programa finaliza», explicó Nielsen al ser entrevistada por la cadena televisiva CBS en Washington.

Las declaraciones de la funcionaria prevén aliviar la creciente tensión que existe entre los centenares de miles de beneficiarios de la acción diferida, quienes temen ser el blanco de redadas por parte de los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), una vez que expiren sus permisos de DACA.

La Acción Diferida para los Llegados en la Infancia fue creada en 2012 por orden ejecutiva del expresidente Barack Obama, para proteger temporalmente de la deportación a unos 800,000 inmigrantes indocumentados, menores de 16 años, que fueron traídos por sus padres a Estados Unidos.

Cumpliendo una promesa de campaña el mandatario Trump decidió abolir en septiembre pasado el proyecto otorgando una extensión de seis meses, hasta el 5 de marzo de 2018, para que el Congreso tuviera tiempo de crear una ley bipartidista que permita regularizar migratoriamente a los soñadores.

Por ahora la única alternativa que tienen los beneficiarios de la acción afirmativa es aprovechar el fallo emitido por el juez de distrito para el sector Norte de California, William Alsup, quien aprobó un requerimiento a nivel nacional que ordena temporalmente a la Administración la reanudación parcial de DACA.

La decisión del magistrado Alsup responde a la demanda en contra del gobierno federal presentada conjuntamente en septiembre pasado por el fiscal general de California Xavier Becerra, la Universidad de California y los procuradores de Maine, Maryland y Minnesota; alegando que el presidente Trump «violó la Constitución y las leyes federales cuando rescindió el DACA».

En cumplimiento de la disposición del juez Alsup, la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (USCIS), ha reanudado la renovación de permisos vencidos a beneficiarios de DACA, dando oportunidad a que miles de soñadores extiendan por dos años más el permiso que les permite trabajar, estudiar y obtener una licencia de conducir sin temor a ser deportados.

Organizaciones a favor de los derechos de los inmigrantes y abogados especializados en asuntos de inmigración sugieren que los beneficiarios de la acción afirmativa aprovechen la oportunidad que otorga el requerimiento de la corte federal de California, que tendrá validez mientras se define la demanda federal de Becerra o el gobierno apela la decisión.