El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS), comenzó el registro para los beneficiarios del Programa de Protección Temporal (TPS), para Nicaragua y Honduras, recomendando que las personas elegibles actúen bajo la asesoría de abogados de inmigración calificados para evitar confusiones o ser víctimas de abuso.

Pese a que el procedimiento de reinscripción será similar al de años anteriores el Departamento de Seguridad Interior (DHS), renovará automática los permisos de trabajo de nicaragüenses hasta el 6 de marzo de 2018 y hondureños hasta el 4 de julio de 2018, para evitar que queden sin protección laboral por razones de falta de tiempo en las oficinas del Gobierno para procesar las solicitudes.

Pese a que EEUU ya estableció que el 5 de enero de 2019 finaliza el TPS para Nicaragua, es necesario que los 5,300 nicaragüenses elegibles, soliciten la nueva autorización de empleo y el documento que les protegerá migratoriamente hasta esa fecha.

Los inmigrantes de Honduras y Nicaragua con TPS tienen hasta el 13 de febrero de 2018 para tramitar la renovación de sus permisos temporales de estadía y para laborar legalmente. El proceso se realizará de manera habitual presentando los formularios I-821 para el TPS y el I-765 para recibir la nueva autorización de empleo.

Ambas planillas pueden ser descargadas gratuitamente en la página de Internet del USCIS http://www.uscis.gov/es/tps

El USCIS también hace la recomendación para que principalmente los inmigrantes nicaragüenses afectados por la terminación del TPS obtengan asesoría legal con abogados de inmigración reconocidos que determinen su posible elegibilidad en algún otro programa que les permita ajustar su situación migratoria.