Al menos 21 inmigrantes indocumentados fueron detenidos en el más reciente operativo a gran escala realizado por agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), en establecimientos de la cadena 7-Eleven, empresa que habría sido alertada con anticipación por el Gobierno sobre posibles inspecciones, confirmaron fuentes federales.

«Las acciones de hoy envían un fuerte mensaje a las empresas estadounidenses que contratan y emplean fuerza laboral ilegal: ICE hará cumplir la ley, y si se descubre que infringe la ley, se le hará responsable», dijo Thomas D. Homan, director interino de ICE.

Las revisiones se llevaron a cabo en casi un centenar de tiendas 7-Eleven en 17 estados del país incluyendo Nueva York, California, Texas y Florida.

«Las empresas que contratan trabajadores ilegales son un factor de atracción para la inmigración ilegal y estamos trabajando arduamente para eliminar este imán. ICE continuará sus esfuerzos para proteger empleos para los trabajadores estadounidenses mediante la eliminación de ventajas competitivas injustas para las empresas que explotan la inmigración ilegal » añadió Homan.

Hace 5 años varios dueños de tiendas de esa corporación fueron detenidos por severas violaciones a las leyes federales, incluyendo fraude, robo de identidades y emplear a indocumentados.

El operativo se habría llevado a cabo bajo previo aviso de las autoridades que aseguran haber enviado notificaciones de inspección migratoria (I-9), a los directivos de la empresa 7-Eleven que opera más de 56,000 tiendas en 18 países, incluyendo 8,000 en EEUU.

Hasta el momento el Servicio de Inmigración y Aduanas no ha dado a conocer las nacionalidades de los detenidos ni las ciudades en las cuales se llevaron a cabo las aprehensiones

Esta es la segunda ocasión en cinco años en la que agentes de ICE realizan inspecciones y capturas de indocumentados en almacenes de esa empresa, con sede en Irving, Texas.

En 2013, varios dueños y encargados de franquicias de 7-Eleven fueron detenidos bajo cargos federales de robo de identidades, fraude y emplear a personas de origen extranjero sin estatus migratorio.